Arroz, fuente de calorías y divisas en Vietnam (publicado en La Razón, 28.01.2013)

http://www.la-razon.com/opinion/columnistas/Arroz-fuente-calorias-divisas_0_1769223090.html

En la columna anterior hice referencia a los principales aspectos socioeconómicos de Vietnam, y quedó pendiente la referencia a sus patrones alimenticios, comida y temas relacionados. Como los amables lectores podrán suponer, Vietnam basa su alimentación en el arroz (co’m, en vietnamita), al igual que la mayoría de los países asiáticos.

Mientras en Bolivia el consumo per cápita de arroz es de 30 kg a 35 kg por año (Fenca), en Vietnam esta cifra es de 132 kg. Es decir, en Bolivia, cada persona consume mensualmente 3 kg de arroz en promedio; mientras que en Vietnam, el promedio mensual es de 11 kg. Este hecho simplemente refleja diferentes patrones alimenticios, ya que por ejemplo en Bolivia el consumo per cápita de papa es de casi 92 kg por año (PIEB), mientras que esta cifra en Vietnam es de entre 10 kg a 12 kg.

Por supuesto que, más allá de las cifras comparativas de consumo per cápita, el tamaño del mercado en Vietnam (cerca de 90 millones de personas), es un gran determinante para alcanzar economías de escala. Eso, sin mencionar que  todavía tiene un gran camino por recorrer en temas de productividad, competitividad, diferenciación y generación de mayor valor agregado en su industria arrocera.

Además, hay que mencionar que el arroz está presente en varios tipos de alimentos, no sólo como grano en las comidas principales, sino también en productos procesados como fideos, pastas, harinas, dulces y postres. Asimismo, en Asia existen centenas de variedades de arroz, que son específicas para determinadas comidas, usos y costumbres. Resultado de todo ello, Vietnam exporta cerca de 7,5 millones de toneladas de arroz, equivalentes al 17% de la producción nacional, que representó cerca de $us 3,5 mil millones de dólares en 2012.

De hecho, una de las comidas más conocidas dentro y fuera de Vietnam es el phở, una sopa que incluye una buena porción de fideo de arroz, carne picada de res o de pollo, verduras (según las regiones y costumbres, puede incluir menta, cebolla, cebolla verde, germinado de soya, cilantro, albahaca) y al final un pequeño chorro de limón.

Cabe destacar que el phở es un alimento muy popular en todas las calles de Vietnam, consumido principalmente en el desayuno; también es un atractivo turístico-culinario, siendo su precio en los pequeños puestos de comida en Hanoi entre 20 mil a 30 mil dongs vietnamitas (VND, por sus siglas en inglés); es decir, entre uno a 1,5 dólares.

Por último, cabe mencionar que el arroz, por tratarse del alimento principal,  posee muchos mecanismos e incentivos desde el Estado, con el objetivo de asegurar la seguridad alimentaria de su población y el incremento gradual de la productividad en las dos principales zonas productoras del norte y sur del país. Todo ello, sumado al volumen de la demanda interna, ha logrado que Vietnam pase a ser el segundo exportador mundial de arroz después de India, habiendo sobrepasado en 2012 a Tailandia.

Anuncios
Publicado en Columnas por Daniel Oporto Periódico La Razon (Bolivia) | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Reportando desde Vietnam por Daniel Oporto Calderón (publicado en La Razón, 14.01.2013)

http://www.la-razon.com/opinion/columnistas/Reportando-Vietnam_0_1760823911.html

En primer lugar quiero agradecer a quienes siguen esta columna  y al periódico La Razón, por la paciencia en estos casi tres meses de ausencia, que se explica por mi mudanza a Hanoi, Vietnam, desde donde estaré escribiendo en el mediano plazo.

La primera vez que comenté a familiares y amigos que me venía a vivir a Vietnam, muchas de sus preguntas se referían a la guerra con EEUU; otras, si aún había Vietnam del Sur y Vietnam del Norte; si era un país pacífico o si tenía problemas bélicos y de inestabilidad; sobre su gente y su comida. Todo ello reflejaba la poca cercanía que tenemos en Bolivia con Vietnam, país con el cual deberíamos estrechar muchos más lazos por razones económicas, sociales y políticas.

El objetivo de esta primera columna de 2013 es compartir con los lectores algunos hechos sobre este gran país, que tiene una superficie cercana a los 330 mil km2, similar a la de Santa Cruz, pero con una población nueve veces mayor a la de Bolivia: casi 90 millones de habitantes. Vietnam limita al norte con China, al oeste con Laos y Camboya, y al este y al sur con el océano Pacífico.

Gracias a tasas de crecimiento mayores al 7% en la anterior década, Vietnam ha pasado a ser un país de ingresos medios-bajos, con exportaciones de $us 104 mil millones, y una atracción de inversión extranjera cercana a $us 15 mil millones en 2011, provenientes de cerca de 50 países. Además, se ha convertido en el primer exportador mundial de arroz; figura entre los principales exportadores mundiales de té verde, café, pimienta, cashewnuts. La pobreza es del 15%, principalmente rural, aunque con una buena penetración de servicios básicos como la electricidad, que cubre al 97% de la población.

La República Socialista de Vietnam es el resultado de la unificación de Vietnam del Norte y Vietnam del Sur, después de la guerra con EEUU, que se produjo en 1976. Es muy importante destacar que en 1986, el país asiático inició un proceso de reformas, apertura económica con enfoque de libre mercado, promoviendo la inversión extranjera directa, la industrialización de la economía y la modernización del sector agrícola. A pesar de todo ello, aún en 2011 el 45% de la población económicamente activa trabajaba en el sector agropecuario, en zonas rurales.

Su capital es Hanoi, con una población de 7 millones de habitantes; y la segunda en importancia económica después de la ciudad de Ho Chi Min (ex Saigón). Es una provincia con mucha historia, ya que en 2010 se celebraron los 1.000 años de su fundación. A su vez, la ciudad de Ho Chi Min, al sur, tiene 7,5 millones de habitantes, y constituye el principal centro de actividad económica del país, en los sectores de agroindustria, pesca, acuacultura, servicios financieros, construcción e industria manufacturera.

Entre otras cosas, hay que destacar que Vietnam es actualmente un país muy pacífico, con bajos índices de criminalidad, gente muy amable, que trabaja incansablemente los siete días de la semana. En general, la actividad comercial en las ciudades principales no cierra los fines de semana, y se inicia desde las 07.00 hasta cerca de las 22.00, todos los días. Asimismo, diariamente cerca de 33 millones de motonetas recorren Vietnam, constituyéndose en el principal sistema de transporte. El impuesto a la importación de vehículos es cercano al 200%, y el litro de gasolina cuesta cerca de un dólar (yo gasto cerca de $us 4 a la semana en gasolina, recorriendo un total de 16 km, diariamente).

Son muchos los desafíos para una familia boliviana en Vietnam, pero después de aprender a manejar motoneta en Hanoi, el siguiente desafío es la comunicación. Aprender el vietnamita no es fácil; y el inglés sigue siendo escasamente hablado, aunque su penetración es exponencial, especialmente en la población más joven. He dejado de lado el tema de la comida en esta oportunidad, ya que este será el tema de la siguiente columna, incluyendo los patrones alimenticios y la seguridad alimentaria de Vietnam.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Clase Social o Segmento Socioeconómico: Importantes diferencias

Noticia en El País de España: “La clase media crece en Latinoamérica y ya es casi tan grande como la baja”.

El tema de fondo, muy interesante, sin duda alguna.

Sin embargo, hay un tema de forma que debieramos cambiarlo en la lengua castellana en America Latina y España y es el término ‘clase’: Clase alta, clase media, clase baja. El término ampliamente utilizado es ‘segmento’ o ‘nivel socioeconómico’.

Por favor en pleno Siglo XXI, expliquemos a nuestros hijos que efectivamente existen en el mundo segmentos o niveles socioeconómicos distintos, pero nunca ‘clases sociales distintas’.

Saludos desde Vietnam.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Emprendedores y ciclos económicos por Daniel Oporto Calderón (publicado en Semanario Nueva Economía, 12.08.12)

http://nuevaeconomia.com.bo/productos/revista-articulos/foro/foro-para-una-nueva-economia-emprendedores-y-ciclos-economicos/

Hace dos semanas la revista semanal inglesa The Economist publicaba una nota sobre el estado del emprendedurismo en Europa, en el contexto de la crisis financiera que atraviesa dicho continente. Bajo el título de “European entrepreneurs: Les miserables” el artículo hace mención a que la estabilidad de su moneda no es el único problema que tiene Europa, sino también la falta de incentivos y políticas públicas que promuevan y desarrollen la actividad emprendedora, como un gran motor de generación de empleo, innovación y creación de empresas. El artículo hace un análisis comparativo entre Europa y Estados Unidos, sobre el número de grandes empresas creadas desde 1800 hasta 2007, donde se evidencia la existencia de un mejor ecosistema en Estados Unidos para la incubación del espíritu emprendedor.

La interesantísima nota del The Economist presenta dos grandes lecciones aprendidas para Bolivia, la primera es que los ciclos económicos pueden ser muy duros y siempre llegan y segundo, una estrategia y políticas publica de apoyo a la actividad emprendedora y empresarial pueden ser de mucha ayuda en épocas de crisis económica.

Para empezar la política laboral es un tema que tiene una perspectiva desde el  emprendedurismo ya que esta debe de incluir incentivos para la creación de empresas e industrias, pero también debe proporcionar incentivos cuando los emprendimientos fracasan. Los nuevos emprendimientos son por naturaleza riesgosos, pero al mismo tiempo los fracasos de estas ideas emprendedoras son de gran importancia para curtir el espíritu del emprendedor en su largo camino de éxitos y fracasos. Por ello cuando uno escucha que una nueva reforma laboral será muy inflexible con la rotación laboral, es oportuno hacer conocer a los diseñadores de la política pública que esos candados se convierten en trampas muy peligrosas en épocas de crisis, especialmente para las nuevas,pequeñas y medianas empresas. Ojala los nuevos marcos laborales tengan un capítulo especial para las nuevas empresas y sus emprendedores, el cual tenga incentivos para la contratación eficiente, lo cual además tenga como requisito la formalización y registro comercial, así al mismo tiempo se promueve la formalidad, el pago de impuestos, entre otros.

Esta muy bien que el Estado promueva mejores prácticas de estabilidad laboral, sin embargo la sugerencia es que no debemos olvidarnos de los ciclos recesivos tal y como recién lo están comprendiendo muchas economías europeas. Solo mencionar el caso de España donde existen cerca de 5 millones de desempleados, que representan cerca del 25% de la población económicamente activa y aun peor, el desempleo está afectando al 50% de los jóvenes en edad de trabajar. Lamentablemente, en el pasado España desarrolló una política laboral un poco inflexible la cual hace que en esta época de crisis sea más difícil y extremadamente costoso que un joven desempleado piense en emprender.

Además de la política laboral, otro elemento importante de incentivos para la actividad emprendedora está relacionado con la simplificación de trámites para la creación y registro de empresas, el pago de impuestos y obligaciones sociales, la otorgación de licencias y permisos de funcionamiento, entre otros. En este tema Bolivia se encuentra rezagada en los rankings globales que miden la calidad del clima de negocios, como es el caso del Doing Business elaborado por el Banco Mundial donde Bolivia ocupa el puesto Nº153 de un total de Nº183 países, mientras que Chile ocupa el puesto Nº39 en este ranking, el más alto para un país de América Latina. En el indicador relacionado con los procedimientos para la creación de empresas, Bolivia ocupa el puesto Nº169 con un total de 15 trámites, que toman cerca de 50 días. Por su lado Chile ocupa el puesto Nº27 en este mismo indicador a nivel mundial, con un total de tan solo 7 trámites para la apertura de una empresa y que toman apenas 7 días.

Por último y para finalizar, no debe perderse de vista que los dos temas mencionados como es la política laboral y la simplificación de trámites, son de alta importancia y por si solos representarían una gran oportunidad de mejora para el ecosistema emprendedor. Sin embargo, no debe perderse de vista que el mundo es dinámico y todos los países vienen haciendo mejoras contantes para cada año ir construyendo el mejor ecosistema, clima de negocios y esquema de incentivos, por lo tanto es urgente empezar de una vez con una estrategia de desarrollo de la capacidad emprendedora. De lo contrario no solo los ciclos económicos serán más adversos, sino que también los emprendedores bolivianos podrían empezar a encontrar tierras más fértiles para sus emprendimientos, más allá de nuestras fronteras y ese es un riesgo, que no puede permitírselo un país como Bolivia.

Publicado en Economía Inclusiva, Empleo, Emprendedores, Pobreza | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

MicroSaneamiento en Bolivia, un enfoque de mercado / MicroSanitation in Bolivia, a market-based approach

Para todos los interesados en hacer seguimiento al trabajo que se viene realizando en Bolivia sobre MicroSaneamiento, por favor suscribirse a la página en Facebook: https://www.facebook.com/microsaneamiento

 

For all people interested to follow the MicroSanitation initiatives in Bolivia, please subscribe to the following Facebook page: https://www.facebook.com/microsaneamiento

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

TIPNIS, estrategia de desarrollo con o sin carretera por Daniel Oporto C. (Publicado en La Razón, 16.07.2011)

Sin duda, el conflicto del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) ha tomado muchas dimensiones: sociales, políticas, económicas, territoriales, ambientales, de infraestructura, de biodiversidad, enfoque indígena, manejo de reservas y parques naturales, antropológica, ecológica, étnica, de género, de pobreza, entre muchísimas otras.

El objetivo de esta columna es aproximarse a una de estas dimensiones: el desarrollo económico y productivo del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), con o sin carretera. Hago esta puntualización porque al final, sea que el resultado de la consulta  lleve a la construcción o no de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos a través del TIPNIS,  el territorio y la población de esa reserva natural requieren contar con una estrategia de desarrollo, que incluya variables económicas, sociales y ambientales.

Uno de los desafíos de quienes administran parques naturales es cómo conciliar los conceptos de reserva natural y de desarrollo económico de sus habitantes, la generación de ingresos y el acceso a servicios básicos, aspectos que hasta ahora no habían sido identificados o alcanzados. Las razones que explican la necesidad de una estrategia de desarrollo son las siguientes.

 a) Creación de expectativas. Es evidente que las expectativas creadas en distintos actores, pobladores, entidades, asociaciones, subcentrales, federaciones y otras poblaciones que desarrollen alguna actividad económica dentro y alrededor del parque han sido redefinidas y removidas. Una nueva visión de desarrollo ha sido posicionada en el imaginario de las poblaciones, independientemente del resultado de la próxima consulta pública.

b) Generación de ingresos y acceso a servicios.  Las poblaciones en el parque y a su alrededor necesitan tener una visión clara de desarrollo económico social, ambiental  y cultural, pero por sobre todo necesitan contar con una perspectiva de largo plazo de generación de ingresos y acceso a servicios básicos como educación, salud, energía eléctrica, infraestructura, saneamiento básico, entre muchos otros.

c) Nuevo rol de la política pública. También es evidente suponer que una estrategia de desarrollo permite encontrar un nuevo punto de encuentro desde distintas instituciones del sector público, entre los ministerios sectoriales de desarrollo económico, productivo, desarrollo rural, transportes e infraestructura, salud, agua y medioambiente. Es decir, una estrategia de desarrollo permitirá mover la discusión hacia elementos más tangibles de generación de ingresos, reducción de pobreza y desarrollo productivo en general.

d) Visión departamental. Por último,  comprender e identificar que el desarrollo económico de dos o más departamentos también está ligado a una estrategia de desarrollo del parque, con o sin carretera. Estas expectativas territoriales también pueden ser articuladas con una estrategia de desarrollo económico articulada, consensuada con metas cuantitativas bien definidas.

Publicado en Acceso a Servicios Básicos, Columnas por Daniel Oporto Periódico La Razon (Bolivia), Economía Inclusiva, Pobreza | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

¿Emprendo o busco empleo?, por Daniel Oporto C. (Publicado en La Razón, 02.07.12)

http://www.la-razon.com/opinion/columnistas/Emprendo-busco-empleo_0_1643235665.html

En distintos momentos de la vida,  todas las personas se preguntan si es mejor emprender o buscar un empleo, independientemente del contexto socioeconómico de la familia, la edad, la región y el grado de instrucción. Probablemente en Bolivia y en América Latina, de acuerdo con evaluaciones internacionales sobre emprendimiento, la mayoría de las familias de menores ingresos se hacen esa pregunta porque simplemente necesitan una fuente de sobrevivencia, aun cuando el emprendimiento es un micronegocio de venta de caramelos o comida en la calle.

Sin embargo, más allá de ese contexto sobre microemprendimientos que refleja la realidad de muchos países y segmentos de la población latinoamericana, el objetivo de esta columna es destacar el hecho de que las crisis internacionales, la crisis del capitalismo, los ciclos recesivos y los cambios políticos debieran llevarnos a pensar que la respuesta a la pregunta: ¿emprendo o busco empleo? es estratégicamente al principio: ambos, hasta que la actividad emprendedora sea sostenible y podamos dejar el empleo.

Por muchos años, el paradigma y las recomendaciones de la sociedad, del sistema, de la familia, los padres y las universidades ha sido: “Jóvenes, consigan un empleo y aférrense a ese trabajo lo máximo que puedan, es la forma más segura de crecer y cumplir los sueños. No hay otra forma en todo el universo”. Lamentablemente las cosas han cambiado y seguirán cambiando, porque simplemente ya no existen los empleos de por vida. Ahora las personas cambian de carrera hasta ocho veces en toda su vida profesional, porque hay más información sobre oportunidades de mercado, porque internet y la tecnología reducen la asimetría de información y la hacen accesible a casi todos los segmentos de la población.

Sin duda, poco a poco el paradigma ha ido cambiando, desde algunas universidades, colegios, organizaciones de desarrollo y ONG. A pesar de ello, todavía se requiere una visión y promoción explícita desde el Estado, el sector privado, el sistema educativo y formativo, de forma de construir a nivel nacional un ecosistema amigable y de apoyo al espíritu emprendedor, tal y como se viene haciendo en otras regiones del planeta y países de  América Latina. Al respecto, cabe destacar el caso de los llamados emprendedores sociales y emprendedores en negocios inclusivos, que hoy en día recién están recibiendo mucha atención, apoyo, asistencia técnica, concursos de planes de negocios, premios y acceso a recursos financieros en todo el mundo. Todo ello, porque sus ideas e iniciativas emprendedoras son capaces de crear oportunidades de mercado sostenibles y también increíbles oportunidades de impacto social y económico en segmentos específicos de la sociedad.

Por lo tanto, como sugerencia a todos los padres de familia, profesores de colegio, profesores universitarios, funcionarios públicos, familiares en general, hay que hacer un gran trabajo cambiando el paradigma de desarrollo del capital humano de Bolivia: “Jóvenes y no tan jóvenes, no sueñen con ser empleados de por vida, aprendan mucho de sus oportunidades laborales como empleados y después emprendan, emprendan y emprendan. Además de ello, para países en vías de desarrollo, las oportunidades como emprendedores sociales y/o emprendedores inclusivos representan grandes posibilidades de crecimiento”.

Publicado en Columnas por Daniel Oporto Periódico La Razon (Bolivia), Competitividad, Empleo, Emprendedores, Negocios Inclusivos, PYMEs, PYMEs Bolivia | Etiquetado , , , , , , , | 3 comentarios