¿Tiene usted agua, baño y Tv? por Daniel Oporto Calderón (publicado en La Razón, 12.09.11)

http://www2.la-razon.com/version.php?ArticleId=137349&EditionId=2650

¿Tiene usted agua, baño y Tv?

Generalmente, el análisis de la pobreza se enfoca principalmente en los niveles de ingreso, las oportunidades de acceso al mercado y/o el acceso a empleo para las poblaciones de menores ingresos. Sin embargo, otra de las dimensiones de igual o mayor importancia en el análisis de la pobreza es el acceso a servicios básicos, como son el acceso al agua, la energía eléctrica y el saneamiento.

De acuerdo con el último reporte del Índice de Desarrollo Humano elaborado por Naciones Unidas, en Bolivia cerca del 70% de la población no tiene servicios de saneamiento, eso quiere decir que carece de una red domiciliaria para la eliminación de residuos líquidos y sólidos, provenientes de los baños y cocina. De acuerdo con la misma fuente, el 14% de la población no tiene acceso a servicios de agua potable, es decir que no puede preparar sus alimentos, no puede tener acceso a mejor salud e higiene, no puede hacer uso de un baño, lo cual evidentemente se convierte en causa de mayor pobreza en otros aspectos de la vida cotidiana de casi 1,4 millones de bolivianos.

Por último, el mismo reporte revela que el 23% de la población no tiene acceso a electricidad, es decir que no tiene la posibilidad de refrigerar sus alimentos, de tener luz en la noche, menos tener acceso a información y educación para la familia a través de la internet, radio y/o televisión. La falta de acceso a energía eléctrica también se traduce en causa de mayores brechas de pobreza, desigualdad para cerca de 2,3 millones de habitantes. En fin, aunque suene pesimista, aún en el mundo existen cerca de 4 mil millones de personas que viven en situación de pobreza, sin acceso a servicios básicos y con ingresos promedio de menos de ocho dólares por día; esta cifra increíblemente aún representa cerca del 55% de la población mundial.

¿Por dónde empezar? En primer lugar, desde la política pública y los distintos niveles del Estado. El primer desafío que tiene Bolivia es el de definir metas alcanzables, medibles y desafiantes para asegurar el acceso pleno y la cobertura total de servicios básicos para el 100% de sus habitantes. ¿Cuál es el plazo para alcanzar esta meta? ¿El 2020, el 2500?, sea cual fuese la meta y el plazo, éstos tienen que hacerse visibles, ya que ello permite tener un sentido de avance y de logro.

De la misma forma, las universidades y centros de investigación tienen una gran oportunidad en el desarrollo de innovaciones para promover el acceso a servicios básicos. Es optimista saber que en el mundo existen varias redes de investigadores desarrollando soluciones creativas para mejorar el acceso a servicios básicos, por ejemplo el caso de las energías renovables solar y/o la energía eólica. En el caso de saneamiento, son increíbles los avances en el diseño de baños ecológicos secos, que funcionan sin agua y permiten procesar y convertir los residuos sólidos y líquidos en fertilizantes para agricultores de menores ingresos.

Asimismo, el sector privado, desde la investigación y desarrollo, puede generar grandes oportunidades y herramientas eficientes para reducir el costo de los materiales de construcción, tuberías y baños; para facilitar con tecnologías innovadoras el acceso a servicios básicos para millones de personas en Bolivia y el mundo; aun manteniendo su sentido de generar negocio y ganancias.

Por último, cada uno de ustedes amables lectores puede apoyar el acceso a los servicios básicos, ya sea desde el voluntariado, dedicando tiempo en la construcción de casas, baños y redes de saneamiento básico; o bien con sus aportes económicos y donaciones a muchas causas que existen en Bolivia y que vienen trabajando en estos desafíos.

Anuncios

Acerca de Daniel Oporto Calderón

Ideas sobre economía inclusiva, negocios inclusivos, emprendedores inclusivos, mercados en la base de la pirámide, clima de negocios y mercados inclusivos, RSE en cadena de valor, CSR.
Esta entrada fue publicada en Cambio climático y riesgos, Columnas por Daniel Oporto Periódico La Razon (Bolivia), Economía Inclusiva, Negocios Inclusivos, Pobreza, Solidaridad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s