Clima de negocios y mercados inclusivos por Daniel Oporto (La Razón, 16 de Agosto de 2010)

http://www.la-razon.com/version.php?ArticleId=108895&a=1&EditionId=2131

En esta columna y hasta ahora se han identificado algunos de los mecanismos relacionados con la inclusión al mercado de la llamada base de la pirámide a través del sector privado. Se ha identificado estos temas como tendencias necesarias e irreversibles en la economía global; así como la importancia de una agricultura rural e inclusiva desde la agroindustria; las oportunidades en nuevos mercados emergentes de consumo en la base de la pirámide y por último; las articulaciones entre negocios inclusivos y buenas prácticas de RSE en la cadena de valor de las empresas. Además de cada uno de ellos, se debe destacar e insistir en la necesidad de construir paso a paso un clima, un entorno de negocios que favorezca todas estas interacciones en los mercados inclusivos.

La construcción de un clima de negocios facilitador es y debiera ser una actividad concertada entre varios actores, entre los que se incluyen al sector público en todos sus niveles, nacional, departamental y municipal; al sector privado, en sus dimensiones gremiales y empresariales; la academia con su potencial científico de investigación y en el caso de Bolivia, por supuesto el sector del desarrollo y cooperación. No cabe duda que en la agenda de todos ellos, promover un crecimiento económico, competitivo e inclusivo es una actividad prioritaria y para muchos de estos actores la inclusión económica y social es una razón de existencia, desde muchas perspectivas.

Hasta ahora a nivel global, regional y nacional la evidencia demuestra que la promoción sobre mercados y negocios inclusivos ha sido activamente promovida desde el sector del desarrollo, con una consecutiva articulación con el sector privado y el sector público. A pesar de ello, la construcción de un clima de negocios facilitador de mercados inclusivos, requiere todavía de mayores niveles de promoción, apropiación y coordinación de todos los actores mencionados. Pero por sobre todo, los distintos sectores requieren de iniciativas aglutinadoras que promuevan una sensación de visión de desarrollo común y generalmente las metas cuantitativas y los plazos ayudan bastante en este propósito. Como ejemplo, en el caso de Bolivia una meta desafiante y realmente factible podría ser que Bolivia alcance los $us 3.000 de PIB per cápita y que su niveles de pobreza sean menores al 30% de la población.

Al ritmo de las actuales tasas de crecimiento esa meta es alcanzable en no menos de 20 a 25 años, por lo tanto se trata de alcanzar mayores tasas de crecimiento con un enfoque de inclusión económica, que también aseguren incremento de bienestar en las mayorías de menores ingresos.

Desde el sector público existen varios ejemplos de construcción de incentivos para que el mercado y el sector empresarial articulen de forma directa a poblaciones de menores ingresos en su cadena de valor, principalmente como empleados, proveedores y distribuidores. Ecuador y México han construido políticas públicas inclusivas, a partir de la articulación de incentivos y programas con el sector privado. En México una llamada Ley de PYMES promueve incentivos financieros para que pequeños proveedores en cadenas productivas se integren a las llamadas “empresas articuladoras y tractoras”. En Ecuador, desde el Ministerio de Inclusión Económica y Social se viene trabajando en programas de Negocios Sociales e Inclusivos con articulación del sector privado, en diferentes niveles del sector público nacional y departamental y en diferentes sectores de la economía.

Por lo tanto, en primer lugar, no hay duda de que la construcción de un clima de negocios facilitador de mercados inclusivos, requiere de innovación, apertura al aprendizaje, visión común de desarrollo y espíritu emprendedor de todos los actores públicos, privados, academia y cooperación. En segundo lugar, la construcción de metas alcanzables y comunes es indispensable, pero también es necesaria la construcción de nuevos indicadores que midan y evalúen los procesos de articulación económica entre sectores económicos y las mayorías de menores ingresos y por último, todo ello requiere una alta dosis de voluntad política, motivación y entusiasmo en todos los actores identificados.

Anuncios

Acerca de Daniel Oporto Calderón

Ideas sobre economía inclusiva, negocios inclusivos, emprendedores inclusivos, mercados en la base de la pirámide, clima de negocios y mercados inclusivos, RSE en cadena de valor, CSR.
Esta entrada fue publicada en Columnas por Daniel Oporto Periódico La Razon (Bolivia), Economía Inclusiva, Negocios Inclusivos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Clima de negocios y mercados inclusivos por Daniel Oporto (La Razón, 16 de Agosto de 2010)

  1. Ana Rosa Ferro dijo:

    Interesante articulo, lei recientemente el informe “Crecimiento de mercados inclusivos: estrategias empresariales para la superación de la pobreza y la exclusión en Colombia” realizado por el PNUD y me parece importante que fundaciones empresariales compartan sus experiencias. El informe se puede descargar de http://www.fundacionsurtigas.org .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s