Voluntariado y solidaridad por Daniel Oporto C. (Publicado en La Razón, 28.03.11)

http://www.la-razon.com/version.php?ArticleId=127611&EditionId=2481

Qué tan grande tiene que ser el desastre natural o la causa social para que nos animemos a donar nuestro tiempo (voluntarios) y/o donar nuestro dinero (aportes solidarios). Evidentemente no todos están en la posibilidad de hacer donaciones de dinero, pero el aporte voluntario de nuestro tiempo o ayudar a que otros realicen aportes de dinero son actividades que podemos realizarlas todos y de forma activa. A continuación presento algunas ideas y sugerencias que permitan construir en Bolivia una cultura de voluntariado y de solidaridad, que al mismo tiempo aseguran la creación de una economía más inclusiva.

Construcción de plataformas sociales y activas: Es importante que como sociedad civil podamos construir y contar con mecanismos eficientes que nos permita participar permanentemente en actividades de voluntariado, así como también contar con plataformas transparentes de aportes de fondos. Existen buenas prácticas implementadas en otros países que han construido  programas de voluntariado desde la oferta y/o la demanda, que permiten que la gente identifique las causas sociales de su preferencia para la dedicación de tiempo y/o el aporte de dinero.

Voluntariado como diferenciación en el campo laboral: Actualmente existe la tendencia en el mundo, en la cual el haber trabajado como voluntario en organizaciones sin fines de lucro y/o causas sociales representan factores de diferenciación en el competitivo mundo laboral, y eso en todas las edades y etapas de la carrera profesional. Otro ejemplo es que muchas empresas promueven que sus empleados y directivos participen activamente y permanentemente en actividades de voluntariado en causas sociales específicas  u otras asociadas a proyectos de organizaciones sin fines de lucro.

Voluntariado calificado y permanente: La construcción de una cultura de voluntariado implica que las personas dedican todos los años de su vida una cantidad de tiempo importante al voluntariado, poniendo a disposición de causas sociales, no sólo el tiempo, sino también su experiencia específica en temas particulares.

Aporte solidario y sostenible: En muchos países y como resultado de la construcción de una cultura de voluntariado y de solidaridad,  se promueve que los hogares destinen un porcentaje anual de sus ingresos a causas solidarias de alto impacto social. Usted amable lector, ¿qué porcentaje de sus ingresos y de su tiempo planea destinar a la solidaridad e impacto social en el 2011?

Políticas públicas para la solidaridad: Además de todo lo anterior, en muchos países, se ha hecho posible que el Estado descuente de los impuestos de las personas y de las empresas sus aportes económicos a organizaciones sin fines de lucro debidamente registradas para este efecto.

About these ads

Acerca de Daniel Oporto Calderón

Ideas sobre economía inclusiva, negocios inclusivos, emprendedores inclusivos, mercados en la base de la pirámide, clima de negocios y mercados inclusivos, RSE en cadena de valor, CSR.
Esta entrada fue publicada en Economía Inclusiva, Solidaridad y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s